Estampa 2016: nuestro top 10!

Un año más, la feria de Estampa no defrauda. Y es que la calidad de sus propuestas va creciendo con cada edición, encontrando novedades arriesgadas que abren brecha y marcan firmes tendencias.

La de este año no ha sido para menos. Estampa 2016 Nos ha deleitado con muchas obras atrevidas, provocadoras o sutiles, y con una gran calidad en los artistas invitados.

Os dejamos una lista de los 10 que más nos han gustado:

1. Alicia Martín (en portada). Galería Adora Calvo, Salamanca.
La artista madrileña reinventa la utilización del libro en sus piezas, instalando esta vez unos llamativos paneles de cristal que atraviesan, literalmente, las referencias literarias que emplea. Para ella el libro es parte de su lenguaje, del poso de vida que va dejando el ser humano a su paso. En este caso, las planchas de vidrio seccionan la historia contenida en los amarillentos libros, como una suerte de revisión actual de una visión anticuada.

2. Clara Sánchez Sala. Galería ATM, Gijón.
En los collages que presenta, Clara establece un diálogo entre el viaje y la propia vida, entre experiencia y emoción. A través de una selección de imágenes que podría parecer casi casual, asistimos a toda una narración visual, a una historia encerrada en un trayecto.

Clara Sánchez Sala, galería ATM, Gijón.
Clara Sánchez Sala, «Landscape through a car window», 2015, galería ATM, Gijón.

3. Catarina Botelho. Galería Silvestre, Madrid.
La artista portuguesa hace suya la utilización de la arquitectura, de los espacios públicos, cerrados, aislados y silenciosos. En unas imágenes que despierta la imaginación, nos introduce en lugares creíbles pero ciertamente ficticios, irreales hasta cierto punto. Con su visión objetiva de los espacios, y la ausencia humana, no podemos evitar considerar si se trata de realidad o montaje fotográfico.

Catarina Botelho, galería Silvestre.
Catarina Botelho, galería Silvestre, Madrid.

4. Avelino Sala. Galería Herrero de Tejada, Madrid.
Imposible no quedarse pegado a la fuerza de las piezas de Avelino Sala. Con apenas un color, jugando con formas y negativos, presenta un resumen bastante incisivo y actual de nuestra sociedad, que resume acertadamente con símbolos asociados a clichés y estilos de vida.

Avelino Sala, galería Herrero de Tejada, Madrid.
Avelino Sala, galería Herrero de Tejada, Madrid.

5. Guibert Rosales. Galería Collage Habana, Cuba.
Toda la muestra de Rosales está impregnada de un carácter ciertamente político. Sin embargo, la fotografía de «El viaje» participa del carácter de la exposición y añade su contexto particular. Siendo el artista un cubano emigrado a España, refleja en la imagen la desdicha de no pertenecer a ningún lugar, ni al originario por estar fuera de él, ni al que le ha recibido, por mostrarse extraño y hostil.

Guibert Rosales, galería Collage Habana, Cuba.
Guibert Rosales, galería Collage Habana, Cuba.

6. Pere Llobera. Galería F2, Madrid.
A través de pequeñas historias, Pere Llobera da forma a una presentación irreverente y original. Las historias personales que marcaron su infancia, la propia casualidad o el humor, propician la creación de diversos proyectos aquí recogidos. Para la pieza mostrada, rescata hojas de libreta amarillentas, que nos remiten al colegio, en las que dibuja obsesivamente a gnomos con taladros que define como sus enemigos. Todo un ejercicio del absurdo.

Pere Llobera, galería F2, Madrid.
Pere Llobera, galería F2, Madrid.

7. Isabel Muñoz. Galería Blanca Berlín, Madrid.
Haciendo un uso característico de la tinta y el papel, Isabel Muñoz presenta una pareja de piezas que detienen el tiempo. En ellas, podemos ver dos figuras girando sobre sí mismas y levantando sus ropas al aire. El juego del color frente al blanco y negro, y la abstracción de las piezas, confunde la visión y provoca la curiosidad y la búsqueda de referencias en las imágenes.

Isabel Muñoz, galería Blanca Berlín, Madrid.
Isabel Muñoz, «Mevlevies», galería Blanca Berlín, Madrid.

8. María Ángeles Atauri. Galería Fucking Art, Madrid.
La de Atauri es una pieza elegante, sutil y muy íntima. Con «Cuaderno de verano» recoge unos finos trazos que delinean formas vegetales, y que opone a las mismas siluetas invertidas contorneadas con texto. Sus naturalezas expandidas hablan en dos lenguajes simultáneos, dotando al trazo de dramatismo e historia.

María Ángeles Atauri, galería Fucking Art, Madrid.
María Ángeles Atauri, «Cuaderno de verano», 2016, galería Fucking Art, Madrid.

9. Eduardo Alonso. Galería Coll Blanc, Castellón.
La galería Coll Blanc presenta pequeñas fotografías intervenidas y pintadas de Eduardo Alonso, así como también una pequeña escultura de un avión suspendida en el aire. Las fotos hacen dudar de la técnica empleada, y provocan la búsqueda de referencias acerca de su realización. Mostrando su pasión por la aviación y la construcción, nos trae pequeños detalles reinterpretados de grandes aviones, que consiguen acercarnos al misterio de su atmósfera.

Eduardo Alonso, galería Coll Blanc, Castellón.
Eduardo Alonso, galería Coll Blanc, Castellón.

10. Paula Anta. Galería Pilar Serra, Madrid.
La fotografía casi monocromática que presenta Paula Anta (galardonada con el Premio Comunidad de Madrid en Estampa 2016) nos lleva directamente a Mauritania. En un país donde la arena lo cubre todo, las nubes de polvo ciegan la visión y convierten el paisaje en poco más que una transparencia difusa. Apenas unos detalles nos dejan ubicarnos en la imagen, pero la sensación que produce es más que suficiente.

Paula Anta, "Hendu - Emenge", 2014, galería Pilar Serra, Madrid.
Paula Anta, «Hendu», 2014, galería Pilar Serra, Madrid.

Y así concluimos esta nueva edición de Estampa, en la que hemos podido encontrar muchas más piezas interesantísimas de las que podemos recoger aquí (pero que puedes encontrar en las redes sociales), y que nos plantea qué estará por llegar en la próxima.